Estudio examina como los presos pueden mejores oportunidades ante el comité de audiencias

Por Wayne Boatwright

Por décadas, los presos con una sentencia de vida difícilmente obtenían su libertad condicional. Actualmente, más del 20% están siendo liberados. Todo esto gracias a los cambios a nivel legal, ejecutivo, y administrativo.

La aprobación de la proposición 57 en Noviembre del 2016, permitirá que muchos prisioneros tengan acceso a la libertad condicional y que otros miles de presos puedan tener una audiencia ante un comité (Board of Parole Hearings), para determinar si son elegibles a la libertad condicional.

Estas son excelentes noticias para los presos que se encuentran en San Quentin con deseos de regresar a casa. Solo necesitan aprovechar estos cambios.

En el primero de tres artículos, los cuales están basados en un nuevo estudio por la Universidad de Stanford, publicados en el Federal Sentencing Reporter (Stanford Report) en el mes de Abril del 2016 , tendremos la oportunidad de observar como funciona el sistema.

Actualmente existen aproximadamente 35,000 prisioneros en el sistema carcelario de California que se encuentran cumpliendo una sentencia de vida con posibilidad de libertad condicional. Estas sentencias “indeterminadas” eran catalogadas como vida, “tener una sentencia de vida significa que podrías pasar el resto de tu vida en la prisión” porque únicamente muy pocos presos con estas sentencias eran hallados elegibles. Las razones por las cuales se les negaba su libertad no eran claras; y esto se debe a que “la comunidad no tiene idea” de como funciona el proceso para determinar la elegibilidad de un preso, informó de Stanford Report.

Menos de 50 empleados estatales presiden la enorme carga de audiencias. Esta carga es equivalente a un tercio de los presos en los Estados Unidos con sentencias indefinidas (sentencia de vida con posibilidad de libertad condicional). Entre estos empleados 12 son comisionados asignados por el gobernador y un poco mas de 30 de ellos son comisionados de servicio civil. Cada audiencia es presidida por un comisionado de gobierno y un comisionado civil.

Antes de la audiencia, la administración de la prisión prepara un archivo para cada uno de los comisionados. Este archivo incluye documentos relevantes que se encuentran en el archivo central del preso (C-File), y que contiene: un resumen del crimen, el historial criminal del preso, una evaluación psicológica, un reporte del progreso obtenido posterior al encarcelamiento, y cualquier decisión de audiencias anteriores.

Los presos con una sentencia indeterminada tienen su audiencia inicial un año antes de su fecha potencial de salida mínima.

Con la excepción de dos ordenes de la Suprema Corte de California en el 2008, prácticamente ningún preso era encontrado elegible para ser puesto en libertad. Entre los años de 1979 y 2007, los comisionados encontraron elegibles a menos del 3% de los presos. Sin embargo, la mayoría de estas decisiones fueron revertidas por el Gobernador de California, según el Stanford Report.

La Comisión de Audiencias (BPH) inicia la conferencia con la opinión legal de que un preso es elegible para obtener su libertad condicional al menos que “al considerar la seguridad pública se requiera una periodo extenso de encarcelamiento” (Código Penal de California 401 (b)). A pesar de eso, muy pocos presos obtuvieron un resultado favorable por parte de los comisionados.

El proceso requiere que la Comisión de Audiencias (BPH) considere 15 factores enumerados en el Código de Regulaciones de California (CCR), titulo 15, 2402 (a). Seis factores se refieren a las razones por la cuales se les niega la libertad al preso. Estos factores incluyen: crímenes muy crueles, un historial de mucha violencia, problemas psicológicos, mal comportamiento dentro de la institución, historial previo de violencia u ofensas sexuales sadísticas, y si carecen de un plan al ser liberados. Los otros nueve factores restantes demuestran la elegibilidad del preso y estos incluyen: evidencia que muestren remordimiento por el crimen, ausencia de un historial delictivo juvenil, y un historial social estable.

El porcentaje de elegibilidad para presos con sentencias indefinidas ha incrementado dramáticamente de un 8% en el año 2008 a un 30% en el 2015. El aumento se debe a que la Comisión de Audiencias (BPH) ha “encontrado elegibles a más presos”. A pesar de que el gobernador revocó la libertad a una quinta parte de estos presos, casi el 25% de aquellos presos que tuvieron una audiencia en el 2015 ganaron su libertad condicional.

En los próximos artículos consideraremos como se lleva a cabo la decisión de elegibilidad, las características de la audiencia y las variables que tienen un gran impacto estadístico sobre las probabilidades de obtener la libertad condicional.

Una copia del “Stanford Report” esta disponible a través de Patten University.

–Traducción por

Marco Villa y

Taré Beltranchuc

Home


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *